Identidad Culinaria

La identidad puede tener muchas definiciones y aplicarse a diversas situaciones, pero en general se puede definir como ese factor que determina quién o qué, cómo, o de dónde es una persona, grupo o cultura. En el caso de la gastronomía, al igual que los elementos ya mencionados, ésta tiene su propia definición en cada cultura.

Francia, Italia, España y China se han caracterizado a través de los tiempos como los países que albergan estilos de cocina únicos y exclusivos. Francia con su creme brulee y su bagguette, Italia con la pasta, España con sus tapas y su innovadora cocina molecular, y China con su gama de sabores, colores, olores y salsas exquisitas, son sin lugar a dudas un mundo aparte con su propia identidad culinaria. Así es como se supone que sea en cada país, al menos eso pienso, y Puerto Rico no debe ser la excepción.

Durante mi corta carrera en el mundo de la comida, ya sea cocinando, escribiendo, planificando o comiendo, me he topado con una serie de personas que me han puesto pensar en esa identidad culinaria boricua que tuvimos, tenemos y que a mi entender estamos perdiendo. Un ejemplo lo es el simple hecho de cambiarle el nombre a los alimentos locales por nombres, en inglés, italiano o francés por eso de que suenen más “chic”. No hay nada malo con añadirle queso de cabra a una ensalada, entonces ¿por qué decirle “goat cheese”? si eso es en inglés y así se le dice en los países de habla inglesa.

El anterior es sólo un ejemplo que tal vez no sea relevante para muchos, pero cuando lo escuchamos constantemente, o cuando nos encontramos con una persona que ni siquiera sabe lo que es el recao, la yuca, ni la malanga y esa persona tiene 50 años es un poco preocupante. Peor aún es cuando nos encontramos con personas que tienen la capacidad de contarnos sobre sus visitas a Francia, España, Italia, Estados Unidos y sus experiencias culinarias, pero la misma no sabe nada de su país, no sabe siquiera qué o dónde es Guavate, nunca ha probado el arroz con gandules o tan siquiera ha visitado la playa ni los chinchorros de su propio pueblo, como me ocurrió en una ocasión.

Por desgracia he sabido de personas que en las navidades en vez de preparar o comer el tradicional lechón asao, arroz con gandules y morcilla o cualquier otro plato que refleje nuestra tradición navideña, han preparado o comprado alimentos que reflejan la Navidad de otros países y no por cuestión de gusto ni por explorar, sino por la presión social que tienen.

Hace unos años, en unas navidades, mientras trabajaba como entrenador personal en un gimnasio frecuentado por clientes de muy altos ingresos escuché a una señora decir “Hay yo no quiero tener comida puertorriqueña en mi fiesta, es que tengo unos invitados de afuera y como que me abochorna”. Ese comentario me supo a… El problema es que he escuchado o sabido de muchos que lo hacen. Hasta me han preguntado que cómo se dice pasteles en inglés.

No hay nada malo con mencionar que nos comimos unos calamares fritos, en vez de calamari fritti o que la pasta con camarones estaba rica en vez de scampi pasta. No es que discrimine contra los términos de los distintos tipos de cocina, sino que entiendo que si estamos en Puerto Rico debemos mantener nuestra identidad y resaltar las comidas que se hacen aquí, a nuestro estilo, sin tener que mencionarla en otros idiomas.

En Francia, por ejemplo, si visitamos un restaurante y pedimos un plato de crevettes frites cuando éste llegue a nuestra mesa, el mozo nos dirá: “Voici votre assiette de crevettes frits”, (“Aquí está su plato de camarones fritos”), ya que así es que se dice en Francia. De seguro no nos va a decir “Voici votre assiette de camarones fritos”

En una ocasión fui invitado a una barbacoa en la que se iba a estar preparando churrasco y la persona que me invitó me dijo que íbamos a estar comiendo skirt steak. En un intento indirecto y frustrado de dejarle saber que también puede decir churrasco (al menos como se le dice aquí en Puerto Rico, ya en otros países tiene otro significado, pero también tiene que ver con carne) le menciono “Mmm churrasco, que rico!” a lo cual el me respondió con cara de sorpresa “No loco, no es churrasco, es skirt steak. Ya sabes, con unas beers pa’ bajarlo.” Las beers eran Medalla. Yo estaba sorprendido, pero bueno ¡¿qué remedio?! Como quiera me comí el skirt steak y me bebí las beers.

Puerto Rico tiene una cultura exquisita y llena de sabores, que aunque haya sido formada por la variedad de visitas de otras culturas que hemos tenido a través de los tiempos y en conjunto con los de nuestros nativos taínos, son considerados da aquí como el coquí y debemos resaltarlos y promoverlos, sin abochornarnos, para que nuestra identidad culinaria sea reconocida en todo el mundo. ¿Qué les parece?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s